Sorprende renuncia del papa Benedicto XVI

Primer pontífice en renunciar en 600 años

CIUDAD DEL VATICANO, El Vaticano - De manera sorpresiva el Papa Benedicto XVI presentó su renuncia al pontificado a partir del último día del mes de febrero.

 

En un  texto escrito en latín y el cual fue entregado a cardenales reunidos para una ceremonia en la que se nombraron tres santos nuevos dijo "Os he convocado a este Consistorio, no solo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia", dijo el obispo de Roma, de 85 años de edad.

 

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", agregó. 

 

El anuncio tomó de sorpresa a los mismos funcionarios del Vaticano como a los 1200 millones de católicos en el mundo, ya que en Papa Benedicto XVI es el primero en renunciar en 600 años al pontificado.

 

 “Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”, señaló.  

 

Según el pontífice, el mundo de hoy está sujeto a rápidas transformaciones y es sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, por ello y para gobernar la barca de San Pedro, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu. 

 

Apuntó que ese vigor, en los últimos meses, ha disminuido en tal forma que debe reconocer su incapacidad para ejercer bien el ministerio que le fue encomendado.  

 

Estableció que por eso, es muy consciente de la seriedad del acto que, con plena libertad, cumplió declarando que renuncia al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que le fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005. 

 

De forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20:00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante.

La ardua búsqueda del sucesor de su santidad Bendicto XVI dará inicio, expertos en el tema opinan que quizás esta vez el pontífice electo no sea europeo.

 

 

Print this article Back to Top