SeaWorld pleanea expandir habitat de orcas

SAN DIEG - Con los números bajos en asistencia y la devaluación de sus acciones después del documental controversial Blackfish, SeaWorld anunció el viernes que implementara una expansión masiva a su hábitat de orcas en San Diego.

La compañía reporta que la expansión, llamada “Blue World Project”, será el doble del tamaño del hábitat actual en San Diego. Las nuevas instalaciones tendrán una profundidad de 50 pies, 350 pies de largo, una superficie de casi 1.5 acres y un volumen total de agua de 10 millones de galones, de acuerdo a un comunicado de prensa. También dieron a conocer interpretaciones en dibujo de las futuras instalaciones para las ballenas.

SeaWorld no confirmo el costo del proyecto, pero de acuerdo a un artículo del Wall Street Journal, costaría “varios cientos de millones de dólares”. Junto con la expansión del hábitat, SeaWorld también donara $10 millones en fondos para la investigación de ballenas asesinas.

“Nuestras nuevas casas para ballenas asesinas y las iniciativas de investigación tienen una visión audaz: de avanzar el conocimiento global de estos animales, para educar y para inspirar los esfuerzos de conservación para proteger a las ballenas asesinas en el mar”, dijo el Presidente y Director Oficial Ejecutivo de SeaWorld Entertainment Jim Atchison en un comunicado.

Se espera que el nuevo hábitat este completo para el 2018. Sera seguido por expansiones similares en los parques de SeaWorld en San Antonio y Orlando.

Esto ocurre después de que SeaWorld dio a conocer el miércoles el reporte sus pésimas ganancias del segundo cuarto de año, las cuales causaron que sus acciones se devaluaran en un 33 por ciento en un día. El jueves se devaluaron otro cuatro por ciento, y este viernes por la mañana están a $18. La asistencia del público entre el 1 de abril y el 30 de junio fue de 6.6 millones, casi parejo en comparación al mismo periodo en 2013.

Shamu, la ballena asesina, ha sido sin duda la atracción más grande de SeaWorld. En un cambio irónico, Shamu también es la razón por la cual la asistencia y las ganancias del parque han disminuido.

Algunos aseguran que es el efecto de Blackfish, el documental controversial del 2013 que critica a SeaWorld por su trato de las orcas y quienes vieron la película iniciaron un movimiento, presionando al parque a que libere a las ballenas.

Ejecutivos SeaWorld han rechazado las acusaciones de abuso de animales junto con las acusaciones de que no hacen lo suficiente para proteger a los entrenadores que trabajan con las orcas.

El reporte de sus ganancias indica que la compañía no espera que las cosas mejores este año y pronostican que las ganancias del 2014 disminuirán un 16 por ciento.

PETA público el siguiente comunicado el viernes en respuesta al anuncio de SeaWorld:

"Este es un movimiento desesperado para tratar de hacer retroceder las manecillas del tiempo en momentos en que la gente entiende el sufrimiento de las orcas en cautiverio, y no va a salvar a la compañía. ¿Lo qué podría salvar sería el reconocimiento de que es necesario no hacer los tanques más grandes, pero regresar a las orcas a santuarios costeros para que puedan sentir y experimentar el océano una vez más, escuchar a sus familias, y un día reunirse con ellos. Una prisión más grande sigue siendo una prisión".

 

 

Print this article Back to Top

Comments