Revive Obama en 2do Debate

Romney también tuvo momentos fuertes

WASHINGTON, DC - El presidente estadounidense, Barack Obama, volvió a poner su carrera por la reelección en terreno firme, luego de su enérgico desempeño en un segundo debate que probablemente ilusione a sus partidarios y brinde un nuevo impulso a la campaña demócrata ante los pocos votantes que aún están indecisos.

 

   Faltando tres semanas para los comicios del 6 de noviembre, el segundo debate entre Obama y el candidato republicano, Mitt Romney, representó una delas últimas oportunidades para impresionar a los votantes.

 

   Obama buscó lograrlo mediante un esfuerzo focalizado y enérgico con elque consiguió alejarse de la mala impresión que había dejado en el primer  debate hace dos semanas, cuando la buena actuación de Romney puso la carrerapor la Casa Blanca virtualmente en un empate.

 

   "Está de regreso", dijo Steven Schier, profesor de cienciapolítica de Carleton College, sobre el presidente.

 

   Obama se aseguró de trabajar en todos los frentes de ataque que había evitado en el debate del 3 de octubre.

 

   Atacó a Romney por los reducidos pagos de impuestos a la renta deladinerado republicano y por la ya famosa subestimación del "47 porciento" del electorado que pudo verse en un video en que se grabósecretamente al ex gobernador de Massachusetts.

 

   Obama también delineó detalladamente los compromisos de su primermandato -desde salvar a la industria automotriz hasta la muerte de Osama binLaden- y buscó proveer una respuesta cuidada y conmovedora en términospersonales a una pregunta sobre los derechos de la mujer.

 

   Romney tuvo sus momentos fuertes también, especialmente cuando describiólas promesas que Obama había hecho y que no ha cumplido.

 

   El republicano evitó tomar el camino equivocado de Obama en el debatedel 3 de octubre, pero la segunda noche del enfrentamiento cara a cara ante laaudiencia estadounidense perteneció al mandatario, de acuerdo con analistas.

 

   "Diría que es un claro triunfo de Obama", dijo el profesor decomunicación Tobe Berkovitz de la Boston University. "Realmente sería difícilpara cualquiera decir que Romney ganó este debate", agregó.

 

   Los primeros sondeos que se realizaron después del debate del martesarrojaron a Obama como ganador. En tanto, las posibilidades de reelección deObama en el mercado de predicciones Intrade treparon 1,6 puntos porcentuales,al 63,6 por ciento.

 

   "UN POCO DE IMPULSO"

 

   Los debates rara vez han afectado el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, pero este año podría ser la excepción.

 

   Romney silenció a los críticos de su propio partido y se recuperó de unmes de errores con un potente desempeño en el primero de los encuentros entrelos candidatos. Una semana después, había revertido el liderazgo de Obama enlas encuestas de opinión.

 

   Ese "impulso" para Romney ha perdido fuerza en los últimosdías, según sondeos que lleva a cabo Reuters/Ipsos. Obama aventajaba a Romneypor 3 puntos porcentuales en la encuesta diaria del martes.

 

   "Esto dará al presidente un poco de impulso y cierta ventaja, pero(la carrera por la presidencia) seguirá estando muy reñida", dijo el profesor de ciencia política Michael Desch, de la Notre Dame University.

 

    Eldebate presidencial final, fijado para el lunes en Boca Raton, Florida,probablemente importará menos.

 

   Alrededor de un 10 por ciento de los votantes ya han emitido susufragio, según datos recopilados por Reuters/Ipsos, y la estadística trepará fuertemente mientras ambas campañas impulsan sus operaciones para que las personas concreten su voto y aprovechen las leyes estatales que les permitenadelantarlo.

 

   La política exterior, el tema del próximo debate, está lejos de las preocupaciones económicas de la mayoría de los votantes.

 

   La discusión sobre política exterior en el segundo debate llevó a Romneyal momento más incómodo de la noche del martes, cuando desperdició lo que podría haber sido una oportunidad para generar dudas en los votantes sobre el manejo de Obama de los ataques a sedes diplomáticas en Libia el mes pasado.

 

   Por otra parte, el republicano recordó a los espectadores que Obama no había conseguido cumplir con sus promesas de reducir el déficit a la mitad e introducir una ley de reforma a la inmigración, además de advertir que demasiadas personas aún están sin empleo.

   "Si uno elige al presidente Obama sabe lo que va a tener. Va atener una repetición de los últimos cuatro años", dijo Romney.

 

   El desempeño de Romney probablemente no dañó sus posibilidades de llegara la Casa Blanca,dijeron analistas. Pero es posible que Obama haya logrado que sus partidariosvieran el desempeño enérgico que habían esperado en el primer debate.

 

   "Están pensando, 'estamos de vuelta en el juego'", dijo RobertLehrman, ex escritor de los discursos del vicepresidente demócrata Al Gore yprofesor en la American University.

 

   "No fue que Romney se desempeñó peor, sino que Obama lo hizo muchomejor", añadió.

 

Print this article Back to Top

Comments