Legisladores anunciaron planes de una reforma migratoria

Grupo de Senadores bipartidista unidos en la causa

WASHINGTON, DC - Legisladores republicanos y demócratas anunciaron este lunes un acuerdo para llevar a cabo una reforma migratoria que provea una vía hacia la legalidad a los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. Dijeron que será un proceso largo y complejo, pero esta vez más que nunca confían que en 2013 se logre la tan esperada y necesaria reforma migratoria integral.


Los ocho senadores que podrían expresar su apoyo a la reforma este lunes son los demócratas Charles Schumer de Nueva York, Dick Durbin de Illinois, Robert Menéndez de Nueva Jersey y Michael Bennet de Colorado; y los republicanos John McCain de Arizona, Lindsey Graham de Carolina del Sur, Marco Rubio de Florida y Jeff Flake de Arizona.

"Lo que ha cambiado, honestamente, es que hay un reconocimiento nuevo, creo, de ambas partes, incluso quizá más importante en el lado republicano, de que tenemos que elaborar una iniciativa de reforma integral la inmigración", dijo McCain quien fue pieza fundamental en unir al grupo de legisladores bipartidista que busca en reparar el fallido sistema migratorio del país “Creo que es el momento apropiado”, añadió. 

"Hemos estado intentando resolver algunos puntos muy difíciles", dijo el senador Durbin, el demócrata número dos en el Senado.

"Sin embargo, estamos comprometidos con una propuesta integral para que por fin este país tenga una ley de inmigración con la que podamos convivir. Prácticamente hemos transcurrido quizá 25 años sin una declaración clara sobre política de inmigración. Esto es inaceptable en esta nación de inmigrantes", aseveró.

 

Durbin quien desde hace años es el propulsor del Dream Act, dijo que la reforma migratoria en la que se trabajará incluye darle a estos jóvenes que llegaron a este país siendo menores de edad la oportunidad de integrarse a la sociedad en la que han crecido y vivido prácticamente la mayor parte de sus años de vida legalmente.

La iniciativa incluirá el mejoramiento de la seguridad fronteriza y sanciones a empleadores que contraten a trabajadores que carezcan de documentos, en reconocimiento a la prioridad de los republicanos de que se refuercen las fronteras para impedir la futura inmigración ilegal.

 

Para los indocumentados algunos de los requisitos son el ser sometidos a una verificación de datos para asegurarse de que no cuentan con antecedentes delictivos o criminales, pagar impuestos a quienes no lo hayan hecho, aprender inglés y quizás pagar una multa.

 

Se propone iniciar con un permiso de estadía temporal, una vez completados los requisitos necesarios serán elegibles para la residencia permanente y con el tiempo quien así lo desee puede solicitar la ciudadanía de los Estados Unidos siempre y cuando cumpla con los requerimientos para obtenerla.

 

Los legisladores también mencionaron la creación de un programa de trabajadores que puedan entrar y salir del país legalmente sin necesidad de contratar a traficante de personas y así exponer sus vidas.

 

Se contempla un voto del senado éste verano y de ahí pasará a la cámara de representantes. Bon Meléndez dijo es la tercera ocasión que intentan trabajar en la reforma migratoria y finalmente no progresa, pero confía y se siente positivo que esta vez será diferente “la tercera es la vencida” añadió Meléndez quien dijo que ha trabajado en el tema migratorio durante dos décadas.

 

El senador Meléndez en español dijo “nuestra comunidad habló con su voz y su voto en las elecciones pasadas y su voto se escuchó”.

Se espera que Obama exponga el martes su propia postura a favor de los cambios en inmigración durante una visita a Las Vegas, Nevada.

Print this article Back to Top

Comments