Inicia debate sobre control de armas en el Congreso

Ex congresista urge encarar la violencia armada

WASHINGTON, DC - Urgiendo a los senadores a ser "audaces" y "valientes para encarar la violencia armada, la ex congresista por Arizona, Gabby Giffords testificó brevemente el miércoles en el Congreso, al dar inicio el debate sobre una posible ley para mejorar el control de armas propuesta por el presidente Barack Obama.

Como fundadores de Soluciones Responsables, un grupo que intenta combatir la violencia armada en la nación Giffords, sobreviviente de un ataque en el que murieron 6 personas y otras 13 resultaron y su esposo el ex astronauta Mark Kelly fueron recibidos por el comité jurídico.

Giffords está viva de milagro y continúa en recuperación tras recibir un tiro en la cabeza, hablo pausado y con dificultad pero a la vez con la firmeza que le caracteriza. “Esta es una conversación importante para nuestros hijos y nuestras comunidades, para demócratas y republicanos dijo Giffords.

"Hablar es difícil” --continuó la ex congresista, -- “pero tengo que decirles algo muy importante: la violencia es un problema muy grande. Demasiados niños están muriendo y debemos hacer algo,  será difícil, pero este es el momento de hacerlo. Deben actuar. sean audaces y valientes. Los estadounidenses cuentan con ustedes. Gracias".

Como se esperaba el director de la Asociación nacional de Dueños de Armas (NRA por sus siglas en inglés), Wayne LaPierre también testificará junto a otras organizaciones a favor y en contra del control de armas.

La propuesta de Obama contra la violencia armada incluye la prohibición de las armas de asalto y los cargadores de alta capacidad de balas, y mejores controles de antecedentes para verificar el historial criminal y de salud mental de los compradores potenciales.

El debate del control de armas y la urgencia del presidente Obama de actuar, fue tras la masacre en diciembre en la escuela Sandy Hook Elementary en Newtown donde 27 personas murieron a manos de un sujeto con un rifles de asalto, 20 de las víctimas estudiantes de primer año de primaria.

 

Print this article Back to Top