Culpables madre e hija de la muerte de su vecina

Jurado emite veredicto y convicta es hospitalziada

SAN DIEGO, Calif. - El jurado declaró culpables a las dos dueñas de dos perros pit bull que provocaron la muerte de su vecina.

Emako Mendoza de 76 años murió por las heridas provocadas por el ataque que sufrió el 18 de junio de 2011 por parte de los dos perros de sus vecinas, el ataque fue tan  grave al grado que un brazo y una pierna le fueron amputados a la víctima.

Mendoza luchó por su vida más no logró restablecerse y murió en el hospital el 24 de diciembre del mismo año.

Los perros entraron al patio de la familia Mendoza por un orificio en el cerco que une a ambas viviendas. La fiscal Makenzie Harvey acusa a Alba Cornelio de 41 años y a su hija Carla de 21 de negligencia y asegura que ambas sabían que los perros eran peligrosos, lo que madre e hija han negado y dicen sentir la muerte de la víctima.

Harvey dice que el 25 de diciembre de 2010, los perros se escaparon del patio de la casa y atacaron a un hombre que paso caminando con su perro, el cachorro resultó con fractura de quijada y el hombre con mordidas por todo el cuerpo.

John O’Connell el abogado de las acusadas dijo que no es un crimen tener dos perros pit bull y lo que sucedió en ese primer incidente no es un crimen, asegura que en seis años que tuvieron a los perro fue el único incidente que había ocurrido previo al ataque de Mendoza, añadió que Carla Cornelio en ese entonces llevó a su perro y al cachorro al veterinario y su hermano reparó el cerco y a pesar de eso los perros pudieron atravesar el cerco esa mañana que atacaron a Emiko Mendoza.

Al momento en que fue emitido el veredicto, Alba Cornelio sollozó, luego tuvo dificultades para respirar y paramédicos la transportaron a un hospital para proveerle atención médica. El deterioro de la salud de Alba Cornelio era evidente, se presentó en corte con cubre bocas, también traía cubierta la cabeza y solo se lograban ver sus ojos irritados, se informó que padece de Leucemia y está recibiendo tratamiento contra este terrible mal.

La sentencia de las convictas es el 11 de marzo y enfrentan un máximo de 4 años con 8 meses en prisión por el homicidio involuntario de su vecina.

 

Print this article Back to Top

Comments