Ciudadanos Estadounidenses con Cónyuges Indocumentados a Recibir Alivio Iniciando el Marzo

SEIU aplaude el esfuerzo de mantener los cónyuges

WASHINGTON, DC - Bajo un cambio de normas que entrará en vigor el 4 de marzo, la administración de Obama por primera vez permitirá a ciertos cónyuges e hijos menores de ciudadanos estadounidenses a permanecer en el país mientras que una parte de la documentación para sus permisos de residencia es procesado.  Para calificar por una exención, el ciudadano estadounidense debe demostrar “dificultad extrema” si es obligado a permanecer separado de su cónyuge o hijo. Ejemplos típicos incluyen ciudadanos estadounidenses que están enfermos o discapacitados y están siendo atendidos o apoyados por su cónyuge o padre inmigrante.

 

La decisión hace un pequeño pero importante cambio y elimina un obstáculo burocrático que ha dañado profundamente los ciudadanos que enfrentan dificultades. Bajo la nueva norma, los cónyuges e hijos menores de ciudadanos estadounidenses pueden solicitar una exención por dificultad desde el interior de los EE.UU. en lugar de enfrentar el riesgo de regresar a sus países de origen para solicitar y ser negados el reingreso a los EE.UU. por hasta 10 años. Los riesgos, las incertidumbres  y los retrasos que toman parte en la solicitación para una visa desde el extranjero crean cargas innecesarias sobre las familias en estos casos excepcionales.

 

La nueva norma requiere que los miembros de familia regresen brevemente a sus países de origen para finalizar el proceso un vez que la exención ha sido aprobada.

 

El Secretario-Tesorero Internacional de SEIU Eliseo Medina dio la bienvenida al cambio de la norma, lo cual fue propuesto inicialmente hace un año.

 

“Las leyes y los procedimientos obsoletos no deben de mantener a las familias separadas. El nuevo proceso reducirá la carga sobre los ciudadanos estadounidenses, cuyos cónyuges tienen miedo o no pueden salir del país específicamente por las dificultades que enfrentan. Por ejemplo, una esposa que cuida de su esposo ciudadano, un veterano de guerra discapacitado permanentemente,  no tendrá que escoger entre mantener a su esposo o salir del país para aplicar por un permiso de residencia, lo que conlleva el riesgo de ser negado el reingreso por hasta 10 años.

 

“La administración de Obama merece el crédito por este avance en la ausencia de una reforma migratoria integral de parte del Congreso.

 

“Sin embargo, estamos decepcionados de que estos cambios normativos no toman en cuenta o aplica a los cónyuges de residentes permanentes y los hijos adultos de ciudadanos estadounidenses, ya que a menudo son los cuidadores. Deseamos que a medida que estos cambios son implementados, la administración verá la sabiduría en ampliar estas exenciones por dificultades a estos miembros familiares importantes.”

 

Print this article Back to Top