Buenos hábitos alimenticios ayudan a prevenir la obesidad infantil

Una alimentación sana y balanceada es esencial para el desarrollo de sus hijos. Además, ayuda a mantener un peso equilibrado y evita complicaciones de salud relacionadas con la obesidad, como por ejemplo la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, el asma y la apnea del sueño.

La obesidad infantil es un problema de salud en Estados Unidos. Uno de cada seis niños hispanos en edad preescolar es obeso, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. El Gobierno continúa realizando esfuerzos para tratar este tema.

La Primera Dama Michelle Obama fundó ¡A Moverse!, un programa que promueve la actividad física y la alimentación balanceada con el objetivo de solucionar el problema de la obesidad infantil en la actual generación de niños.

Ayude a sus hijos a mantener un peso saludable y evitar problemas de salud con las siguientes recomendaciones:

  • Trate de amamantar a su bebé. La leche materna puede ayudar a prevenir el sobrepeso desde muy temprana edad.
  • Incluya en la comida de sus hijos verduras, frutas, productos integrales y alimentos bajos en grasa.
  • Sirva porciones de comida acorde a la edad de sus hijos.
  • Limite el consumo de bebidas azucaradas. Sustituya las bebidas azucaradas por agua, leche descremada o jugos naturales no enlatados.
  • Prepare almuerzos saludables para la lonchera de la escuela. Sirva alimentos ricos en proteínas y bajos en calorías.
  • Estimule la actividad física en la rutina de sus hijos. Limite el uso de videos juegos, computadoras o televisión y promueva ejercicios y actividad física al aire libre.

Para obtener más información oportuna, importante y oficial del Gobierno de Estados Unidos visite el blog de GobiernoUSA.gov y síganos en Facebook, Twitter y YouTube.

Print this article Back to Top

Comments