Banda de ladrones de tiendas reclutaba a indocumentados

Banda encabezada un inmigrante libanés

Cuando se trata de robos a tiendas, farmacias y supermercados, ésta era una banda sofisticada de ladrones. Era tan grande y prolífica que fue desmantelada luego de una investigación de varias agencias del orden público incluyendo el FBI, el Departamento de Policía de Houston y la oficina del Sheriff del Condado de Harris de Texas.

La banda estaba encabezada por Sameh Khaled Danhach, un inmigrante libanés con residencia legal en Estados Unidos que reclutaba a extranjeros indocumentados de México y otros lugares de Latinoamérica para perpetrar sus crímenes.

En marzo de 2013, Danhach fue declarado culpable en una corte federal. Los cargos en contra de otros miembros del grupo aún están pendientes.

Cómo operaba la banda

La banda encabezada por Danhach robó miles de productos de diversas tiendas, farmacias y supermercados.

El FBI estima que de 2008 a 2012 este grupo robó artículos valorados en $10 millones de dólares por año. Expertos de la industria calculan que este tipo de robos le cuestan a Estados Unidos alrededor de $30 billones de dólares anuales.

Danhach reclutaba a indocumentados para que viajaran por Texas y otros estados para robar mercancía, muchas veces en autos alquilados por él mismo o sus asociados. Los ladrones recibían un pequeño porcentaje del valor real de los bienes adquiridos, siempre en efectivo para no dejar rastro.

Algunos de los productos que robaban incluían:

  • Medicamentos sin receta médica
  • Fórmula para bebés
  • Productos de salud
  • Artículos de belleza

Revendían mercancía robada

Los ladrones enviaban por correo toda la mercancía robada a un almacén en Houston utilizando cuentas con nombres comerciales falsos, direcciones de correo electrónico y tarjetas de crédito establecidas por Danhach y otros. Las compañías de transporte también fueron víctimas, pues muy rara vez se les pagó.

Una vez que la mercancía estaba en posesión de Danhach, su equipo se encargaba de quitar los dispositivos antirrobo y las etiquetas. A través de empresas ficticias ubicadas en Houston, revendían los bienes robados a precios muy bajos a diversos mayoristas, quienes los ponían de nuevo en circulación.

En su mayoría la mercancía robada era almacenada y transportada en condiciones inadecuadas, y en muchas ocasiones era vendida más allá de su fecha de vencimiento, poniendo en riesgo la salud de los consumidores.

Según el FBI, entre agosto de 2011 y enero de 2012 Danhach pagó $1.8 millones de dólares en mercancía robada y la vendió por $2.8 millones de dólares para una ganancia neta de un millón de dólares.

Cómo reportar un crimen
No dudes en contactar al FBI si sabes de alguien que está participando en una banda criminal. Recuerda que el FBI está disponible las 24 horas del día, todos los días del año.

Distribuido por Contenido Latino

Print this article Back to Top

Comments