60% de todas las lesiones con fuegos artificiales ocurren alrededor del 4 de Julio

Los de fabricación casera causan más daños

Hoy, en los predios del National Mall, la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) emitió su informe anual sobre muertes y lesiones vinculadas con fuegos artificiales legales e ilegales en el año civil 2012.

Los fuegos artificiales pueden tener en los consumidores un impacto que altera la vida, incluyendo graves lesiones en los ojos, pérdida de extremidades y hasta la muerte. La CPSC trabaja en estrecha relación con el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP); la Oficina de Alcohol, Tabaco, Fuegos Artificiales y Explosivos; el Departamento de Transporte; y el Departamento de Justicia para imponer normas federales de seguridad y crear conciencia sobre el peligro de los fuegos artificiales.

El año pasado, la CPSC recibió reportes de seis hombres que murieron a causa de artificios pirotécnicos de calidad profesional, fuegos artificiales de fabricación casera o prohibidos. Además, unos 8,700 consumidores fueron tratados en salas de emergencia de hospitales en los Estados Unidos por lesiones vinculadas con fuegos artificiales.

Entre el 22 de junio de 2012 y el 22 de julio de 2012, más de 5,000 consumidores recibieron tratamiento en salas de emergencia de hospitales debido a lesiones relacionadas con fuegos artificiales. El 60 por ciento de todas las lesiones con fuegos artificiales ocurre durante los 30 días alrededor del feriado del 4 de Julio. Más de la mitad de esas lesiones reportadas son quemaduras en las manos, la cabeza y la cara. Alrededor de 1,000 lesiones reportadas son causadas por estrellitas o luces de bengala y cohetes de botella, fuegos artificiales que frecuente e incorrectamente se consideran seguros para niños pequeños.

Investigaciones de seguimiento de incidentes mostraron que la mayoría de las lesiones estuvieron vinculadas con el mal funcionamiento de fuegos artificiales o su uso inadecuado. Los fuegos artificiales que funcionaron mal con frecuencia causaron inesperadas trayectorias de vuelo y desechos peligrosos. El uso inadecuado incluyó encender fuegos artificiales demasiado cerca de alguien, encender fuegos artificiales en la mano y jugar con fuegos artificiales encendidos o usados. La mayoría de las víctimas se recuperaron de sus lesiones o se esperaba que se recuperaran por completo; sin embargo, varias víctimas reportaron que sus lesiones podrían ser duraderas.

"Estas cifras representan más que números; representan las vidas de personas reales que han sido afectadas más allá del Cuatro de Julio", dijo la presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum. "El gobierno federal está esforzándose por mantener al público seguro supervisando los puertos, el mercado y la transportación de fuegos artificiales. Ahora, necesitamos que los consumidores hagan su parte y celebren con seguridad".

Trabajando con el CBP, la CPSC realiza actividades de vigilancia de los fuegos artificiales importados. Durante 2012, las agencias recogieron y probaron envíos de fuegos artificiales importados para verificar su cumplimiento con la Ley Federal de Sustancias Peligrosas (FHSA). Se encontró que alrededor del 30 por ciento de los productos probados infringían la ley y fueron detenidos inmediatamente en el puerto estadounidense. Este programa de vigilancia de importaciones se esfuerza por mantener los fuegos artificiales peligrosos y que infringen las leyes fuera de los anaqueles de las tiendas y de los puestos de venta en las calles de los Estados Unidos.

"La sólida asociación entre el CBP, la CPSC y otras agencias en el Centro de Análisis y Selección Comercial de Seguridad de las Importaciones (Import Safety Commercial Targeting and Analysis Center , CTAC) permite compartir mejor la información y la selección para garantizar la seguridad respecto a los fuegos artificiales importados", dijo Allen Gina, comisionado adjunto del CBP. "La colaboración entre las agencias en el CTAC da como resultado la identificación y la interdicción de mercancías importadas potencialmente peligrosas, entre ellas fuegos artificiales que no cumplen con las regulaciones, y ejemplifica verdaderamente un trabajo conjunto como un Gobierno de los Estados Unidos en la Frontera para proteger a los consumidores estadounidenses".

A nivel nacional, el CBP, la CPSC y la Administración de Seguridad de Materiales Peligrosos (PHMSA) trabajan codo con codo en el CTAC en Washington, DC, para combatir eficazmente la importación de fuegos artificiales ilegales. El CTAC proporciona una plataforma para que las agencias compartan datos, analicen tendencias de importaciones y realicen selección conjunta basada en riesgos para identificar envíos de fuegos artificiales que presenten un riesgo de seguridad.

"Los fuegos artificiales son explosivos. Proteger al público significa asegurar que nuestras regulaciones de seguridad funcionen cuando estos explosivos se transportan", dijo la administradora de la PHMSA, Cynthia Quarterman.

"Como la agencia de aplicación de la ley federal encargada de imponer las leyes federales sobre explosivos, la ATF trabaja activamente con otras agencias federales, como la CPSC, a través de su programa de aplicación de las regulaciones sobre fuegos artificiales para proteger al público de los peligros de los artificios explosivos ilegales", dijo el director interino de la ATF, B. Todd Jones.

Se exhorta a los consumidores que deciden comprar fuegos artificiales legales a tomar estas medidas de seguridad.

  • Asegúrese de que los fuegos artificiales son legales en su área antes de comprarlos o usarlos.
  • Nunca permita que niños pequeños jueguen o enciendan fuegos artificiales. Los padres quizá no estén enterados que los niños pequeños pueden sufrir lesiones con las estrellitas o luces de bengala. Dichas arden a una temperatura de unos 2,000 grados F, lo suficiente para derretir ciertos metales.
  • Siempre debe haber un adulto supervisando de cerca las actividades con fuegos artificiales si se permite a niños de más edad manejar los artificios.
  • Evite comprar fuegos artificiales que estén empaquetados en papel marrón porque muchas veces esa es una señal de que los fuegos artificiales se hicieron para exhibiciones profesionales y podrían constituir un peligro para los consumidores.
  • Nunca ponga una parte de su cuerpo directamente sobre un dispositivo de fuegos artificiales cuando encienda la mecha. Retroceda a una distancia segura inmediatamente después de encender fuegos artificiales.
  • Tenga un cubo de agua o una manguera de jardinería a mano para un caso de incendio u otro percance.
  • Nunca trate de encender nuevamente o manipular fuegos artificiales que no funcionaron bien. Sumérjalos en agua y deséchelos.
  • Nunca apunte o lance fuegos artificiales a otra persona.
  • Encienda los fuegos artificiales uno por uno y luego retroceda rápidamente.
  • Nunca lleve fuegos artificiales en un bolsillo ni los dispare en envases de metal o de cristal.
  • Después que los fuegos artificiales ardan por completo, rocíe el dispositivo usado con mucha agua de un balde o una manguera antes de desechar el dispositivo para evitar un fuego en la basura.
  • La ATF exhorta al público a reportar la fabricación o la venta de fuegos artificiales ilegales a las agencias de la ley de su localidad o a la línea directa de la ATF, 1-888-ATF-BOMB (1-888-283-2662).

Para ver, descargar y compartir videos, un infográfico y más información sobre el tema, visitar: el Centro de Información sobre Fuegos Artificiales de la CPSC en: www.cpsc.gov/fuegosartificiales

Print this article Back to Top

Comments