200 mil personas asisten a la misa de inicio del pontífica de Francisco

Peña Nieto lo invita a México

CIUDADA DE EL VATICANO, El Vaticano - Unos 200 mil feligreses asistieron a la misa de inicio de pontificado del papa Francisco en El Vaticano. El Papa salió de la Casa Santa Marta alrededor de las 08:50 hora local y dio un largo recorrido en papamóvil entre la multitud de la Plaza, para saludar a las personas en las distintas zonas.

 

Los asistentes se veían emocionados, cantaban, gritaban y saludaban, muchos de ellos portaban banderas de sus países de origen, muchas de Argentina y de otros países de Latinoamérica. Francisco bajó del papamóvil en una ocasión para bendecir a un enfermo. También besó a varios niños durante el paseo, en el que las campanas de la basílica repicaron en señal de júbilo.

 

 

Tras el recorrido que duró alrededor de 30 minutos, el Sumo Pontífice se dirigió hasta la sacristía de la Basílica de San Pedro donde se preparó para la misa que celebró desde el altar mayor de ese templo.

 

A la misa asistieron alrededor de 250 arzobispos y obispos, las delegaciones de otras iglesias y confesiones cristianas, además de jefes de Estado y ministros.

 

Francisco definió las prioridades de su pontificado en una homilía en la que apeló a la protección del medio ambiente y al servicio de los más necesitados. El santo padre fue interrumpido por aplausos en algunas partes de su predicación, en la que también recordó a su predecesor, el ahora papa emérito Benedicto XVI.

 

 

El Papa pasó casi más tiempo saludando a jefes de Estado y personalidades que oficiando la solemne misa de inicio de su papado en la plaza de San Pedro de El Vaticano, a la que asistieron casi 200 mil personas, además de delegaciones oficiales, reyes, príncipes y presidentes de más de 130 países.

 

 

El presidente de México Enrique Peña Nieto pudo saludar al papa Francisco junto al altar mayor de la Basílica de San Pedro, acompañado por su esposa Angélica Rivera y 2 de sus hijas. Peña Nieto en este momento de cercanía lo invitó a visitar México lo antes posible, en una cortesía que fue considerada como una invitación oficial.

 

Tras ser investido con el palio de lana de cinco cruces rojas, Francisco recibió el anillo del pescador, símbolo del papado como "pescador de almas" en referencia al apóstol Pedro. Con estos dos gestos de simbolismo Francisco comenzó oficialmente su ministerio como sumo pontífice número 266 de la Iglesia católica, una religión que profesan mil 200 millones de personas en todo el planeta.

Print this article Back to Top

Comments