Medicinas para la salud mental y el embarazo: ¿cuáles son los riesgos y los beneficios?

¿hay riesgos para mamá y el bebé?

Ninguna mujer que esté embarazada debe dejar de tomar su medicamento para la salud mental sin hablar primero con su médico, dijeron hoy varios expertos en un almuerzo para reporteros organizado por el Consejo Nacional de Asesoramiento de Comunicaciones de la March of Dimes.

Algunas mujeres jóvenes han estado tomando antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad o medicinas para trastornos de déficit de atención desde que eran adolescentes. Ahora, como mujeres en edad reproductiva o futuras madres, deben buscar el apoyo y la guía de proveedores de cuidado de la salud para determinar si deben continuar, detener o cambiar de medicamento.

Más de la mitad de las mujeres embarazadas toman por lo menos una medicina por receta en algún momento de su embarazo, dijeron los expertos.

Christina Chambers, Ph.D., MPH, la directora de Investigación Clínica en el Rady Children's Hospital y en el Departamento de Pediatría de la Universidad de California San Diego, y Kimberly A. Yonkers, MD, directora del Programa de Investigación Psiquiátrica de Síndrome Premenstrual (PMS) y Perinatal en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut, hablaron sobre el extendido uso de estos medicamentos y sus riesgos relativos.

"Las mujeres embarazadas deben hablar con su médico sobre las medicinas que están tomando, y cuáles son las mejores opciones para ellas mientras están embarazadas. Es importante balancear los riesgos y beneficios posibles de todos los medicamentos para la madre y para el bebé", dijo la doctora Yonkers.

Las mujeres no deben dejar sencillamente de tomar sus medicinas, dijo la doctora Yonkers. Si una mujer prefiere suspender sus medicamentos y sus médicos están de acuerdo en que es una opción razonable, puede suspenderlos y estar bajo supervisión.

"Las mujeres se desesperan tratando de decidir si continúan tomando sus medicamentos para la salud mental cuando están embarazadas, o no", dijo la doctora Chambers, que ayuda a dirigir la línea telefónica de asesoramiento a mujeres embarazadas MotherToBaby de California, que da consejos a miles de mujeres cada año. Señaló que uno de cada 33 bebés tiene algún tipo de defecto congénito independientemente del uso de medicamentos, así que puede ser difícil determinar qué papel pudo haber tenido el medicamento en un defecto congénito.

"Cuando sea posible, las mujeres y sus médicos deben discutir las opciones antes del embarazo, de manera que puedan ponderar el posible riesgo al bebé con los riesgos claros de detener el tratamiento", dijo la doctora Chambers.

Para información sobre el uso de medicamentos durante el embarazo, visite: http://www.marchofdimes.com/pregnancy/alcohol_drugsherbs.html o el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos http://www.cdc.gov/pregnancy/meds/index.html.

Print this article Back to Top

Comments